jueves, 21 de julio de 2011

Perros y niños recien nacidos

La llegada de un bebé a casa es un momento hermoso, pero si tenemos una mascota y no seguimos unas pautas adecuadas ante la llegada de un nuevo miembro a la familia, puede convertirse en una situación muy complicada.


Los perros pueden reaccionar ante la llegada de un bebé de muy diversas formas (agresividad, inapetencia, depresión,…), pero lo normal es que sientan un poco de curiosidad al principio y después empiecen a ignorar al nuevo miembro

Aquí os dejamos algunas pautas a seguir con vuestro perro ante la llegada de un recién nacido a casa:

Antes de que llegue el niño recien nacido:

· Es indispensable que el perro haya establecido una relación con sus dueños, en los que estos sean los líderes, porque si no difícilmente aceptará al bebé. Si esto no es así sería conveniente que recibiera un curso.

· Asegúrate de que tu perro está sano, desparasitado y tiene todas las vacunas correspondientes.

· Debes entrenar órdenes clave, y asegurarte de que las entiende, durante varios meses antes del nacimiento de tu bebé: “deja eso” “abajo” y “quieto”.

· Hay que dejarle ocasionalmente un tiempo en la habitación del bebé para que la olfatee y se acostumbre a los nuevos muebles, siempre con supervisión.

· Antes de que nazca el bebé hay que ir acostumbrando al perro a sus nuevos horarios de salidas, ejercicio (si se prevé que van a cambiar, siempre debemos intentar que cambien lo menos posible) y a las nuevas restricciones, por ejemplo no entrar en la habitación del bebé, no acercarse al parque, comer en otro lugar,…

· Se pueden aprovechar los días que pasa la madre en el hospital para acercarle al perro mantas, ropa o pañales impregnados del olor del bebé.

· Incluso puedes ponerle grabaciones de llantos o gritos de bebés para que se vaya adaptando a los nuevos sonidos.

· Enséñale la diferencia entre sus juguetes y los del bebé. Esta diferencia viene dada sobre todo por su distinta ubicación.

La llegada a casa. Saludos:

· Cuando llegue el bebé a casa, tendremos que ponerle la correa y saludarlo fuera, puesto que en este ambiente es en el que menos ansiosos y efusivos son sus saludos.

· La madre debe saludar al perro pero sin el bebé, ya que nuestra mascota puede estar algo nerviosa después de varios días sin ver a su dueña.

· Podemos dejar que olfatee los pies del bebé y está tranquilo.

· La mayoría de los perros mostrarán algo de interés y curiosidad por el bebé, pero después lo ignorará.

Con el bebé en casa:

· Nunca dejaremos al bebé solo con el perro, por muy tranquilo que este parezca, tienen instintos y estos no son predecibles.

· Asegúrate de que tu perro recibe la atención y el ejercicio que precisa.

· No le prohíbas entrar en la habitación del bebé de forma restrictiva, deja que ocasionalmente entre, olfatee y se adapte a ella.

· Préstale atención cuando esté el bebé, si solo lo haces cuando el bebé no está puede que se ponga celoso.

· No debemos dejar que el perro lama al bebé en los primeros meses, puesto que su sistema inmune aún no es lo suficientemente fuerte.

· Si las reacciones de su mascota no son adecuadas comuníqueselo a su veterinario.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...